Ver más famosos que ya tienen su pulsera

¿En qué se emplean los 5 EUROS?



Descubre más proyectos contra la MGF

Famosos que apoyan la causa

Descubre en que empleamos los 5 euros que cuesta la pulsera

¿Dónde Comprar tus Pulseras?

Compra tus Pulseras
de forma cómoda y rápida

Visitar tienda online

Av. de Portugal, 111 Madrid
Martes a Viernes de 17h. a 20h.
y Sábados de 10h. a 14h.

Ver listado de Tiendas
¿Te gustaría ser una tienda amiga?

Infórmate aquí

La Pulsera Masai

Las “Pulseras Masai contra la Mutilación Genital Femenina”constituyen un regalo solidario original y único. Con vivos y alegres colores, son un ejemplo claro de los adornos tradicionales masai que hoy en día siguen conservando.

Estas pulseras están hechas a mano, de forma cuidada y artesanal por mujeres en situación de vulnerabilidad social de la etnia masai en Kenia y Tanzania. Muchas de ellas trabajaban anteriormente como mutiladoras. Al abandonar esta profesión, evitamos que cientos de niñas sean mutiladas.

 

Aunque cada pulsera en diferente y única, todas tienen una identidad común: incluyen un símbolo que representa la lucha contra la Mutilación Genital Femenina. Este se plasma en una X que simboliza a la mujer, encerrada en un rombo, ya que no es libre, sino que ve como sus derechos están amenazados por la cuchilla de la mutilación.

 

Si estás pensando en un regalo especial, algo bonito, diferente y solidario, las Pulseras Masai contra la Mutilación Genital Femenina son, sin lugar a dudas, tu mejor opción.

Objetivos

Generar una alternativa real de ingresos para estas mujeres y jóvenes masai con la que pueden salir de la pobreza y adquirir independencia económica.

Reinventir los recursos que genera la campaña en otros proyectos para la erradicación de la MGF en Kenia y Tanzania.

Convertir esta pulsera en un símbolo de la lucha contra la MGF en España y otros países de nuestro entorno para sensibilizar a la ciudadanía sobre esta terrible práctica.

¿Cómo lo hacemos?

Estas pulseras son realizadas por mujeres masais artesanas de Kenia y Tanzania bajo un modelo de producción que supervisan nuestros socios, las ONG locales: Tasaru Ntomonok (rescate de la mujer) en Kenia y NAFGEM (Network Against Female Genital Mutilation) en Tanzania.

LAS MUJERES PRODUCTORAS:


Son mujeres mayores de edad que se encuentren en situación de pobreza o falta de alternativas de vida.

 

Nos interesa especialmente seleccionar a mujeres que en el pasado han podido practicar la MGF como modo de vida y que quieren abandonarlo definitivamente. Por eso, para formar parte de este proyecto es una condición indispensable que adquieran el compromiso de oponerse a la MGF.

 

Gracias al trabajo de las organizaciones locales que coordinan el proyecto, las mujeres reciben formación tanto para la producción de las pulseras como sobre derechos humanos e igualdad de género.

 

Entregamos a las mujeres todo el material necesario para la realización de las pulseras, y cada mujer trabaja en su casa, entregando el pedido a nuestros socios locales de acuerdo a los plazos establecidos.

 

LOS BENEFICIOS DEL PROYECTO:

 

Las mujeres vinculadas al proyecto: obtienen una fuente de ingresos real y sostenida para ellas y sus familias, rompiendo así con la indefensión que provoca la falta de independencia económica.

 

Las organizaciones locales que coordinan el proyecto: reciben una contraprestación por esta labor y contribuyen a que tengamos recursos para seguir trabajando conjuntamente en otras iniciativas.

 

Mundo Cooperante: generamos recursos con los que poder realizar nuestra labor en proyectos de cooperación internacional, muy especialmente aquellos que tienen que ver con la lucha contra la MGF y los matrimonios tempranos y forzosos.

La Mutilación Genital Femenina

La Mutilación Genital Femenina (MGF) comprende todos los procedimientos que, de forma intencional, implican la resección total o parcial o la lesión de los órganos genitales femeninos por motivos no médicos. Reconocida internacionalmente como una violación de los derechos de las mujeres, esta práctica afecta a más de 140 millones de niñas y mujeres en el mundo y son 3 millones las que cada año corren el riesgo de padecerla.

Geográficamente, la MGF se centra en el África Subsahariana, aunque también se dan casos en algunas zonas de Oriente Próximo y Asia.

 

Mundo Cooperante lleva varios años combatiendo esta brutal práctica trabajando en proyectos con organizaciones sociales africanas de Kenia y Tanzania y también sensibilizando a la población española sobre esta realidad, que aunque aún es poco conocida, es un problema global en un mundo globalizado.

 

En concreto entre la etnia masai, la incidencia de la MGF se eleva al 70% de las mujeres de entre 15 y 49 años de edad y aunque está comenzando a practicarse en edades cada vez más tempranas, también son cada vez más niñas las que se niegan a ser sometidas a esta brutalidad o a que nadie decida con quién deben casarse.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio y poder registrar estadísticas de visitas. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies'. Cerrar | Más información